Nuestra cocina se basa en principios de funcionalidad y racionalidad. El objetivo de Vasse es crear cocinas que faciliten la labor del usuario. La ergonomía y la optimización del espacio son nuestros principios básicos.
Creamos espacios organizados y estructurados para que los objetos, los alimentos y los utensilios de cocina tengan un lugar concreto, de manera que todo esté en orden y resulte más sencillo localizarlo cuando sea necesario.
Para nosotros hay un "diseño funcional" y un "diseño emocional" que deben ir unidos. Trabajamos para personas, y las personas son razón y emociones.
La cocina tiene que facilitar la labor que se va a realizar en ella. La organización de los elementos debe ser intuitiva y lógica para conseguir que el hecho de cocinar sea un placer.
Cuidamos mucho la estética de nuestros productos. Queremos ofertar objetos cálidos y cercanos, evitando el aspecto frío de la tecnología.
Estudiamos las medidas de cada módulo y sus subdivisiones interiores para aprovechar al máximo cada hueco, así como el diseño conjunto de la cocina, para que, cuando se utilice, se disfrute de ella y el trabajo sea lo más sencillo posible.
Creamos cocinas con la máxima capacidad de almacenamiento en la zona baja de los muebles, la más accesible para todos los componentes de la familia.
bandejas